lunes, 19 de mayo de 2014

Despedida de nuestro residente y amigo Abel

Unos que vienen y otros que se van. Hoy ha llegado para ti ese día tan deseado cuando empezaste la residencia, cuando llegaste a nuestra unidad con ese aroma de ingenuidad y de inocencia. Durante estos cinco años te has convertido en un auténtico intensivista, sabiendo estar ante situaciones complicadas y críticas en la situación de tus pacientes. Cuenta las horas de guardias que has hecho, seguro que te salen muchos días de convivencia estrecha con todos y cada uno de los que formamos parte de esta querida UVI del Hospital Insular, médicos, enfermeros y enfermeras, auxiliares, celadores, personal de limpieza, administrativos, etc. Espero que en estos años no te hayamos enseñado sólo terapia intensiva sino también a ser mejor persona, si cabe. Muchisima suerte en esta nueva andadura y gracias por darnos tu compañía y tu amistad en estos años.