lunes, 24 de octubre de 2011

Cinco hospitales ensayan un sistema pionero para mejorar la vigilancia de críticos

Cinco hospitales españoles, dos de Barcelona y el resto de Madrid, Oviedo y Granada, harán un estudio en red para mejorar la vigilancia de los pacientes críticos con un sistema pionero con alarmas de aviso sobre el estado del enfermo con cámaras que lo controlarían de forma permanente e ininterrumpida.

La novedad del estudio radica precisamente en el uso de este sistema de cámaras que, aunque ya se utiliza en algunas unidades de cuidados críticos, se emplearía por primera vez en combinación con una red de alarmas con el objetivo de hacer más efectiva la vigilancia del paciente, en la que la inspección visual es "fundamental".

Así lo ha explicado a Efe Enrique Fernández, jefe de la Unidad de Cuidados Críticos del Hospital de Traumatología del Virgen de las Nieves de Granada, el único andaluz que participa en el proyecto junto al de la Fundación Althaia de Manresa (Barcelona), el Hospital Central de la Defensa "Gómez Ulla" de Madrid, el Hospital General de Oviedo y el Parc Taulí de Sabadell (Barcelona), coordinador del estudio, que se iniciará este mes.

Se trata de "mejorar la seguridad del paciente" ingresado en las unidades de cuidados críticos, donde los actuales sistemas de alarma están diseñados con una alta sensibilidad, lo que en ocasiones conlleva un problema: que las alarmas derivan en "muchos falsos positivos", es decir avisos relacionados con incidencias técnicas menores más que con un empeoramiento del estado del enfermo.

De hecho, en torno al 40 % de las alarmas no son "reales", sino que están relacionadas por ejemplo con que al paciente se le ha desconectado alguna pinza y no con problemas fisiológicos.

En la actualidad, cada alarma se centra en un parámetro concreto -la frecuencia cardíaca, la respiratoria, la saturación de oxígeno o la presión arterial del enfermo-, pero la combinación que propone este estudio permitiría "ver al paciente como un todo".

La utilización de cámaras requerirá el consentimiento informado de la persona ingresada o de sus familiares, a los que se hará saber que en principio el ensayo, en el que el paciente no asume ningún tipo de riesgos, no tiene una aplicación directa sobre el enfermo, aunque sí se beneficiará de esta "vigilancia extra".

El estudio, que durante su duración, estimada en un año, obligará a los cinco hospitales implicados a trabajar en red, requerirá de la participación de unos 200 pacientes para la recogida de datos -40 por cada centro hospitalario-, con quienes los facultativos contactarán, o con sus familiares, a medida que vayan ingresando para proponerles su colaboración en el proyecto.

El objetivo final del estudio, que tiene un coste de unos 380.000 euros financiados por el Instituto de Salud Carlos III, es la aplicación de este sistema de alarmas combinado con las cámaras, que a juicio de Fernández no conllevaría un coste elevado.

1 comentario:

  1. Interesante sistema, esperemos que los resultados de los ensayos sean satisfactorios.


    Por si puede ser de utilidad en la siguiente dirección pueden encontrar una guía de los hospitales de España:

    Buscador y directorio de Hospitales

    Gracias y felicitaciones por este interante blog.

    ResponderEliminar

Pon tu comentario: