martes, 16 de agosto de 2011

El uso de genéricos no va a resolver la crisis

Recientemente se ha aprobado, por parte del Consejo Interterritorial de Salud, la medida de ahorro farmacéutico consistente en que ningún médico va a poder recetar ningún preparado comercial, sino limitarse al uso de genéricos.

Esta medida, que ha sido aplaudida por parte de la plataforma por la defensa de la Sanidad Pública y la Organización de Consumidores, enseguida ha sido replicada por la industria farmacéutica, que afirma que es inadmisible ya que, además de no generar ningún ahorro adicional, dicen que va a poner en riesgo a muchos pacientes.

A primera vista esta medida puede parecer muy beneficiosa, por lo menos a corto plazo ya que el costo por medicamentos será mucho menor para el usuario, ya que alrededor del 30% del precio de venta al público de un fármaco se dedica a promoción. Pero, ¿en qué se basa la industria farmacéutica para realizar estas afirmaciones?.

Esto lo afirman, no por lo que muchos puedan pensar, por que el medicamento genérico pueda ser de menor calidad que el recetado con el nombre comercial, sino que al tener la industria farmacéutica menos posibilidades de comerciar con ellos, los beneficios serán menores y, por tanto, comenzarán a restringir gastos para seguir siendo rentables. Esto implicará que estas empresas empezarán a hacer regulación de empleo por lo que muchos de sus empleados se irán a la calle.

Por otro lado, por todos es sabido que la industria farmacéutica en España es la que apoya la formación de muchos profesionales de la medicina, organizando muchos trabajos de investigación sobre la utilidad de nuevos fármacos en la lucha de la enfermedad, subvencionando congresos y convenciones, fundamentales para poner en común la experiencia de los profesionales en los distintos países del mundo. Cuando estas empresas vayan recortando beneficios, probablemente dejarán de subvencionar estas actividades, lo que conllevará a practicar cada vez más una “medicina no basada en la evidencia”, con la consiguiente pérdida en la calidad de ésta.

Aunque no quiero entrar en este debate de si genéricos sí o genéricos no, sí queexisten otras medidas que podrían ser quizá incluso más efectivas, como que la sanidad pública subvencionara sólo aquellos medicamentos que supongan un claro beneficio en la salud en relación a un coste proporcional, financiando sólo aquellos fármacos nuevos que demuestren añadir un beneficio relevante sobre los ya existentes. Además habría que realizar un cambio en la mentalidad del usuario y del profesional donde se deje de practicar la medicina defensiva, del miedo a la denuncia, la cual conlleva una solicitud , casi indiscriminada, de pruebas complementarias no indicadas, sólo “por lo que pueda pasar”, o “por guardarse las espaldas”, o por evitar llevar la contraria al paciente que viene solicitandola. Hay que luchar para que los Médicos de Familia lleven a cabo una medicina más eficaz y más barata.

Está claro que no se puede responsabilizar de la sostenilidad del Sistema sanitario a la industria farmacéutica ya que puede tener repercusiones que pueden afectar a la salud del débil, el trabajador y el usuario.

2 comentarios:

  1. Hola Luciano:
    Hace algún tiempo que sigo tu blog. Soy recien licenciado y me gustaría hacer la especialidad e M.intensiva. Querría felicitarte ya que es uno de los pocos blog que he encontrado sobre la especialidad y así poco voy conociéndola.

    Respecto a esta entrada sobre genéricos querría comentar:

    - Lo que ha pasado a ser obligatorio es la prescripción por ppo. activo y no por genérico. Esto hace que el farmaceútico administre el farmaco más barato (precio de referencia) sea genérico o no.

    - De hecho si un médico receta un fármaco que no tiene genérico el farmaceútico debe dar el fármaco de marca. Entiendo que es muy parecido pero me parece un matiz importante para no confundir.

    - Sobre lo que comentas de la industria. Actualmente la industria gasta mayor proporción en marketing que en I+D. Que quiero decir con esto? Si esta medida le supone menos ingresos, me parece más que adecuado que disminuyan sus gastos en promoción manteniendo I+D.

    - El tema que citas sobre formación de los médicos. Personalmente me parece una "lacra" que la formación de los médicos españoles descanse mayoriatariamente en la industria. Industria que de forma interesa sesga la información que nos da, sesga los propios ensayos clínicos y todos sabemos como "cocinan" lo datos que nos ofrecen. En este sentido para mi es una oportunidad. Ojalá dejaran de gastarse el dinero en visitantes y congresos.

    - Por otro lado estoy muy de acuerdo en lo que comentas en los últimos párrafos. Sería quizá tanto o más efectivo regular de forma más "científica" los fármacos financiados y además disminuir el número de fármacos inecesarios que toman los pacientes. Con esto no estoy diciendo que no se recete lo necesario. Hablo de no medicalizar, recetar fuera de indicación o comercializar fármacos que no aportan evidencia de mejora terapeútica.

    Muchas gracias por el blog, para mi es un ejemplo de formación que no requiere una industria.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias a ti por tu aportación. El blog está abierto para ti y para todo el profesional que esté interesado por la medicina intensiva.
    Saludos

    ResponderEliminar

Pon tu comentario: