martes, 16 de noviembre de 2010

Los médicos también sienten miedo

Los médicos sienten miedo.... Sí, esto que parece una afirmación difícil de creer en primera estancia sí que es verdad, de hecho en un reciente estudio se afirma que el 68% de ellos han recibido coacciones por parte de pacientes o familiares y un 3% ha sido incluso agredidos físicamente.
Muchas de las causas de agresión es porque personalizan el fallo del sistema sanitario, (llámese retraso en las listas de esperas quirúrgicas, colas en los servicios de urgencias, etc) en el propio médico, cuando este no es sino el que da la cara ante el usuario y no es el responsable del mal funcionamiento de nuestro sistema sanitario.
Los médicos, antiguamente tratados como eminencias, hoy se sienten intimidados, superados por la sobrecarga asistencial y por la burocratización de su profesión, coaccionados en muchas ocasiones por la amenza de ser denunciados. Y el problema no es que los denuncien sino que como su formación médico-legal es muy mala, el temor a no saber si los hechos que denuncian pueden ser punitivos o no, incrementa aún más ese miedo en su practica profesional.
Y el miedo acecha.. Si no que se lo digan a aquel sanitario que cuando paseaba por la calle y socorre a un joven al verlo en situación crítica, tras una tremenda paliza. Pues bien cuál fue su sorpresa cuando en el juicio se dijo que a lo mejor habían sido los cuidados de esa buena persona los que produjeron la muerte del joven. ¿Qué le pasaría a esa buena persona por la cabeza en ese momento...?, ni pensarlo quiero.
No cabe duda que la cercanía y la confianza con que se ve al médico de cabecera es muy ventajoso para el usuario, pero es que a veces utiliza esta para su beneficio propio, llámese solicitandole bajas laborales injustificadas o recetas de tratamientos no indicados o certificados médicos donde se les obvie alguna enfermedad importante.
Hay que mencionar en todo este fenómeno el papel que juega internet en la población general, la cual influye negativamente en la relación médico-paciente ya que antes de acudir a la consulta ya ha indagado en internet por lo que se cree con derecho a exigir tratamientos o pruebas complementarias injustificadas o incluso tratamientos en fase de investigación.
Hay que tener en cuenta que el médico es un ser humano, que como tal puede cometer errores, los cuales no tienen por qué ser todos constitutivos de delito y los cuales no voy a intentar justificar yo, ni mucho menos.Tampoco quiero decir con esta reflexión que no haya que denunciar lo que sea denunciable y, mucho más, si tiene que ver con la salud de las personas. Pero sí llamar la atención en que no hay que generalizar, porque esto es como un círculo vicioso, entre más se denuncia más se practicará la medicina defensiva, es decir se solicitarán pruebas complementarias no justificadas que lo que va a provocar es la saturación aun mas de nuestro sistema de salud, con lo que al final los que en realidad necesitan de atención no llegarán a tiempo...



2 comentarios:

  1. Hace poco tuve que ver como una médico tuvo que ceder ante las exigencias de los padres a hacer una analítica que no era necesaria.

    En el box se creó mucha tensión y mucha desconfianza.

    Finalmente la analítica fue completamente normal.

    Es tremendamente complicado hacernos entender a veces; aunque también tenemos que ser críticos con nosotros.

    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  2. Por supuesto estimado amigo, totalmente de acuerdo contigo.
    Un saludo

    ResponderEliminar

Pon tu comentario: