domingo, 25 de abril de 2010

Comunicaciones aceptadas al Congreso SEMICYUC 2010

Estas son las comunicaciones enviadas y aceptadas para el próximo Congreso de la SEMICYUC 2010 que se va a realizar en Malaga enviadas por nuestro grupo
1)Características y pronóstico de los pacientes accidentados de tráfico con traumatismo craneoencefálico que ingresaron en una UCI
Autores: Luciano Santana Cabrera, Lorea Ugalde Jáuregui, Alina Uriarte Rodríguez, Rosa Lorenzo Torrent, Manuel Sánchez-Palacios.
Objetivo. Estudiar las características epidemiológicas y el pronóstico de los pacientes con traumatismo craneoencefálico víctimas de un accidente de tráfico.
Diseño. Estudio retrospectivo durante el período 2005 al 2008.
Ambito. UCI polivalente del Hospital Universitario Insular de Gran Canaria.
Pacientes. Todos los pacientes que ingresaron en la UCI, con el diagnóstico de traumatismo craneoencefálico tras un accidente de tráfico.
Variables de interés principales. Se recogieron datos como la edad, sexo, procedencia, causa del trauma, APACHE II y Coma Glasgow Score al ingreso, tipo de lesión cerebral, según la Clasificación Tomográfica del Nacional Traumatic Coma Data Bank, lesiones asociadas, inestabilidad, hipoxemia o necesidad de intubación en el lugar del accidente, necesidad y momento de cirugía evacuadora y/o craniectomía descompresiva, estancia y mortalidad en UCI y hospitalaria, estado neurológico según Coma Glasgow Score al alta de la UCI y del hospital y la escala pronóstica Glasgow Outcome Score al alta del hospital y a los 6 meses.
Resultados. Durante el período de estudio ingresaron en nuestra UCI 64 pacientes, desde el Servicio de Urgencias, con el diagnóstico de traumatismo craneoencefálico por accidente de tráfico, 79’7% varones, 25% fueron trasladados desde otro hospital, y el 57,8% tuvieron que ser intubados in situ, con un CGS inicial de 8,5 ± 4,1, el 85,9% con lesiones en el CT (TCDB ≥ II) y el 28,1% eran traumas craneales puros. 22,3% precisaron de cirugía evacuadora y el 14,1% de craniectomía descompresiva por hipertensión intracraneal refractaria. En cuanto al pronóstico el 18,7% falleció en la UCI y ningún paciente falleció en el hospital; el CGS al alta hospitalaria fue de 14,3 ± 2 y el GOS a los 6 meses era de 2-3 para el 9,5%.
Conclusiones. La mortalidad de los pacientes con traumatismo craneoencefálico por un accidente de tráfico en la UCI es elevada, y las secuelas neurológicas importantes.

2)Diferencias en el pronóstico entre los pacientes con trauma severo y los pacientes médicos que recibieron ventilación mecánica
Autores. Luciano Santana-Cabrera, Alina Uriarte-Rodríguez, Lorea Ugalde Jáuregui, Manuel Sánchez-Palacios, Rosa Lorenzo Torrent
Objetivo. Estudiar las diferencias en el pronóstico entre los pacientes con traumatismo severo y aquellos que fueron ingresados por patología médica, todos los cuales habían precisado de ventilación mecánica durante su estancia en la UCI.
Material y Método. Estudio descriptivo, retrospectivo llevado a cabo en una UCI polivalente de un hospital terciario durante un período de 8 años. Se analizaron variables epidemiológicas tales como la edad, el sexo, la estancia media, mortalidad, APACHE II al ingreso y días de ventilación mecánica, de los pacientes con traumatismo severo y con patología médica que requirieron de ventilación mecánica.
Resultados. Durante el período de estudio 208 pacientes con traumatismo severo y 732 con patología médica requirieron de ventilación mecánica. Los pacientes con daño traumático severo eran más jóvenes (41,8 vs 55,3 años, p =0,001) e ingresaron en la UCI en un estado de menor gravedad, de acuerdo al indice pronóstico APACHE II (14,8 vs 17,4, p < p =" 0,017)" p ="0,027)," p =" 0.005)." p =" 0.016).">Conclusiones. Los pacientes con trauma severo que requirieron ventilación mecánica a pesar de ingresar en un estado de mayor gravedad, precisando de más dias de ventilación mecánica y una mayor estancia en la UCI, tienen un mejor pronóstico que los pacientes médicos que también requirieron ventilación mecánica, probablemente por ser más jóvenes.
3)Pronóstico de los pacientes críticos que precisan traslado interinsular: comparación con los admitidos desde urgencias
Autores:
Luciano Santana-Cabrera, Lorea Ugalde-Jáuregui, Alina Uriarte Rodríguez, Manuel Sánchez-Palacios, Rosa Lorenzo Torrent.
Objetivo. Estudiar el pronóstico del paciente crítico trasladado desde otra isla a un hospital de referencia de tercer nivel, en comparación con los que ingresaron directamente desde el Servicio de Urgencias.
Diseño. Estudio retrospectivo de los datos recogidos prospectivamente durante el período 2001 a 2008.
Pacientes y Método. Pacientes adultos que ingresaron en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) polivalente de un hospital terciario universitario procedentes de otra isla y los que ingresaron directamente desde el Servicio de Urgencias. Se recogieron datos demográficos y diagnósticos de los pacientes al ingreso, APACHE II, la necesidad de ventilación mecánica y, por último, la mortalidad.
Resultados. Durante el período de estudio ingresaron en nuestra UCI 3115 pacientes procedentes del Servicio de Urgencias y 138 procedentes de otra isla. No encontramos diferencias estadísticamente significativas entre ambos grupos en cuanto a la edad, sexo, gravedad al ingreso según APACHE II, estancia en UCI y necesidad de ventilación mecánica; tampoco existían diferencias en la mortalidad entre ambos grupos (17,5% versus 20,3%,; p =0,43). Cuando analizamos a los pacientes que fallecieron, tampoco encontramos diferencias estadísticamente significativas entre ambos grupos. El análisis multivariado mostró como variables independientes asociadas a la mortalidad, la edad, el APACHE II, la estancia media, el tipo de paciente y los días de ventilación mecánica.
Conclusiones. No encontramos diferencias en el pronóstico global de los pacientes que ingresaron trasladados de otra isla con los que fueron admitidos directamente desde urgencias, por lo que el impacto del traslado en la mortalidad de nuestra población no existe.

4)Nutrición enteral precoz en la unidad de cuidados intensivos.
Autores
. Luciano Santana Cabrera, Cristina Rodríguez Guedes, Beatriz del Amo Nolasco, Manuel Sánchez Palacios, Rosa Lorenzo Torrent.
Introducción. La SEMICYUC definió una serie de Indicadores de Calidad encaminados a la evaluación del nivel de atención a los pacientes, entre los cuales, señalado como relevante, está la administración de NE precoz, en las primeras 24 horas desde su indicación. Se define este indicador como el porcentaje de pacientes con NE precoz, entre todos los pacientes que reciben soporte enteral; siendo el estándar recomendado del 100%.
Objetivo. Analizar el porcentaje de pacientes con indicación de NE que la recibieron en las 24 horas de su indicación.
Material y Método. Estudio prospectivo, de cohortes durante un mes en una UCI de un hospital terciario, donde la prescripción de la nutrición la lleva a cabo cada médico encargado del paciente. Se incluyeron, consecutivamente y de forma prospectiva, todos los pacientes a quienes se les prescribía NE. Se recogieron datos como edad, sexo, Apache II, tipo de paciente, inicio NET precoz, estancia en la UCI y hospitalaria, infecciones nosocomiales adquiridas en la UCI y mortalidad.
Resultados. Durante el período de estudio 29 pacientes recibieron NE, de los cuales 18 (62,06%) la recibieron de forma precoz, es decir en las primeras 24 horas de la indicación de la misma. Cuando comparamos ambos grupos encontramos diferencias estadísticamente significativas en la estancia (36,8 vs 47,7 días) y en la mortalidad hospitalaria (16,6% vs 54,5%) a favor de los que recibieron la NET de forma precoz; sin encontrar diferencias en la incidencia de neumonía nosocomial en ambos grupos.
Conclusión. Nuestros resultados objetivan una importante diferencia con el estándar de calidad recomendado por la SEMICYUC, 62% frente al 100%.

5)Pronóstico de los pacientes críticos que precisan Nutrición Enteral al alta de la UCI
Autores
: Luciano Santana Cabrera, Lorea Ugalde Jáuregui, Cristina Rodríguez Guedes, Beatriz del Amo Nolasco, Manuel Sánchez-Palacios, Rosa Lorenzo Torrent
Objetivo. Conocer el pronóstico de los pacientes críticos que se iban de alta a planta precisando Nutrición Enteral (NE).
Material y Método. Estudio retrospectivo, durante un período de 6 años, en una UCI polivalente de 24 camas perteneciente a un hospital terciario. Se recogieron variables demográficas como la edad o el sexo, APACHE II al ingreso, diagnóstico al ingreso, estancia en la UCI y hospitalaria, mortalidad hospitalaria y causas por las que se fue de alta a planta precisando NE.
Resultados. Durante el período de estudio ingresaron en nuestra UCI 3786 pacientes, de los cuales 63 (1,6%) se fueron de alta a planta precisando NE, con una edad media de 53,4 ± 18,1 años, 74,6% varones, con un APACHE II al ingreso de 16,2 ± 7,1. 38,1% eran pacientes con patología médica, 28,6% postquirúrgicos y 33,3% traumatológicos. La estancia media en la UCI de estos pacientes fue de 18,4 ± 13,4 días y la estancia hospitalaria 71,8 ± 81,9 días. Las causas por las que se mantuvo la prescripción de NE en el momento del alta fue en 32 (50,8%) el nivel de conciencia, en 17 (27%) por debilidad, 10 (15,9%) por trastornos en la deglución y en 4 (6,4%) por haber padecido una cirugía gástrica o esofágica que le impedía la alimentación oral.
Catorce (22,2%) de los pacientes fallecieron tras el alta de la UCI, de los cuales 64,2% eran pacientes médicos y 35,8% postquirúrgicos, no encontrándose en este grupo ningún paciente traumatológico. Entre los fallecidos el 71,4% se mantuvo la NE al alta por problemas en el nivel de conciencia. En el análisis multivariante sólo se encontró relación de la mortalidad en este grupo de pacientes con la edad (p 0,018) y la causa por la que se mantenía la NE (p 0,029).
Conclusión. El peor pronóstico de los pacientes a los cuales se les prescribió NE al alta fue para los pacientes médicos con alteraciones del nivel de conciencia y de mayor edad. El debate ético sobre la NE como tratamiento o cuidado básico no está resuelto, por lo que lo más adecuado sería, el análisis de cada caso, en base a diagnóstico, voluntades previas o actuales del paciente o de su entorno familiar, en caso de imposibilidad de conocer los deseos del enfermo.

6)Influencia de la estabilidad climatica en las características de los pacientes ingresados en una unidad de cuidados intensivos
Autores
: Luciano Santana Cabrera, Alina Uriarte Rodríguez, Lorea Ugalde Jáuregui, Cristina Rodríguez Guedes, Beatriz del Amo Nolasco, Manuel Sánchez-Palacios
Objetivo. Estudiar la variabilidad estacional en la epidemiología y el pronóstico de la enfermedad crítica.
Diseño. Estudio retrospectivo de datos recogidos prospectivamente durante el período 2001 a 2008.
Ambito. UCI polivalente del Hospital Universitario Insular de Gran Canaria, situado en una región con una climatología con una oscilación térmica de sólo 6°C entre las diversas estaciones.
Pacientes. Todos los pacientes que ingresaron en la UCI, procedentes del Servicio de Urgencias, según el período estacional (primavera, verano, otoño e invierno).
Variables de interés principales. Se recogieron datos demográficos y diagnósticos de los pacientes al ingreso, APACHE II, la necesidad de ventilación mecánica y, por último, la mortalidad.
Resultados. Durante el período de estudio ingresaron en nuestra UCI, procedentes del Servicio de Urgencias, 3115 pacientes, 21% en verano, incidencia significativamente menor que en las otras estaciones del año (p< p ="0,037)." p ="0,052).">Conclusiones. La estabilidad climática de nuestro entorno implica que este factor no influya en el pronóstico de los pacientes que ingresan con patología crítica.

7)Influencia estacional en la Intoxicación medicamentosa grave con intención autolítica
Autores:
Luciano Santana Cabrera, Beatriz del Amo Nolasco, Cristina Rodríguez Guedes, Alina Uriarte Rodríguez, Lorea Ugalde-Jáuregui, Manuel Sánchez-Palacios
Objetivo. Analizar la influencia de la variabilidad estacional en la epidemiología y el pronóstico de los enfermos con intoxicación medicamentosa grave con fines autolíticos.
Material y Método. Estudio retrospectivo observacional de los datos recogidos prospectivamente sobre los pacientes, procedentes del Servicio de urgencias, que ingresaron en nuestra UCI, de carácter polivalente, de adultos y con una capacidad de 24 camas, de un hospital terciario. Se incluyeron todos los pacientes ingresados directamente desde urgencias, con el diagnóstico de intoxicación medicamentosa grave de origen autolítico, durante el período comprendido entre enero de 2001 y diciembre de 2008, excluyéndose los que procedían de las plantas de hospitalización o desde otros hospitales. Se analizaron variables demográficas como la edad, el sexo, el APACHE II al ingreso, los días de estancia en la UCI, la necesidad de ventilación mecánica y, por último la mortalidad en la UCI. Se analizaron todos los pacientes ingresados durante el período estudiado, y se compararon según el período estacional del año en el que ingresaban (primavera, verano, otoño e invierno), mediante las pruebas de la t de Student o la de Mann-Whitney para comparar variables continuas y la prueba de la χ2 o la de Fisher para comparar porcentajes, considerándose significativa una p <>Resultados. Durante el período de estudio ingresaron en nuestra UCI, procedentes del Servicio de Urgencias, 3115 pacientes, de los cuales 132 (4,23%) lo hicieron por intoxicación medicamentosa grave con fines autolíticos. Al analizar las diferencias entre los pacientes según la estación del año en la que fueron admitidos en la UCI, encontramos un incremento estadísticamente significativo en la incidencia de ingresos en primavera por esta patología respecto al invierno (31,8% vs 19,6%, p < p ="0,56)," p ="0,54)," p ="0,38)," p ="0,24)">Conclusión. El factor estacional, y la primavera en particular, influye en el incremento en la tasa de ingresos, no así en la mortalidad, de los pacientes que ingresan en nuestra UCI tras intoxicación medicamentosa grave.

8)Valoración de la actitud de los médicos del hospital tras denegarles un ingreso en la UCI
Autores: Luciano Santana Cabrera, Lorea Ugalde Jáuregui, Beatriz del Amo Nolasco, Cristina Rodríguez Guedes, Rosa Lorenzo Torrent, Manuel Sánchez-Palacios.
Objetivo. Estudiar si cambia a lo largo del tiempo, la valoración de los médicos del hospital tras denegarle un ingreso en la UCI.
Material y Método. Se lleva a cabo un primer estudio en 2007 donde se pregunta, mediante encuesta anónima, a médicos de hospitalización (adjuntos y residentes), acerca de su conformidad con los argumentos esgrimidos por el intensivista cuando les denegó un ingreso y si dejaba de solicitar cama en la UCI para algún paciente que creía que se beneficiaría de ella. Una vez conocidos los resultados se dieron a conocer a todos los médicos de la UCI, llegándose a la conclusión de la importancia de que cada médico intensivista intentara consensuar, con los médicos que nos interconsultaban, sin ánimo de convencer, la denegación del ingreso. Dos años después, se realiza de nuevo el estudio para comprobar si la intervención realizada había hecho cambiar la satisfacción de éstos.
Resultados.
Conclusión. Seguimos detectando elevadas tasas de insatisfacción entre el personal médico del hospital en relación a la conformidad con los argumentos que se les dieron al denegarles el ingreso de un paciente en la UCI. Sería deseable llegar a un consenso con el médico interconsultor que nos pidiese solicitud de ingreso de algún paciente en la UCI, y crear un clima de confianza para que el resto de los médicos del hospital puedan solicitar de nuestra colaboración cuando lo precisen.

5 comentarios:

  1. ¿ Estas cosas las exponeis o como lo haceis ?

    Por cierto, hace unos dias estuve en una guardia de UCI y ingreso una paciente con cirrosis en Child C [ creo que se escribe asi, aun no he dado digestivo como tal ]y estaba encefalopatica...la duda que me surgio mas tarde es ¿ por que si eso depende del metabolismo interno no se utiliza hemodialisis para ello ?

    ¿ es por la hipotension que provoca la hemodialisis ? ¿ por que no hay filtros para esa funcion ?

    Un saludo, Marcos :)

    ResponderEliminar
  2. Hombre Marcos q alegria oirte por aqui, ya veo que despieras la envidia hasta de médicos que han elegido la especialidad, si no lee el comentario hecho por una médico residente de sevilla en la entrada que hice de "La medicina intensiva desde un punto de vista personal".
    En cuanto a tus dudas decirte que por supuesto todos esos trabajos hay que exponerlos ante moderadores de sesiones que pueden ser en modalidad poster o comunicación oral.
    Con respecto a tu duda sobre si la encefalopatia hepatica se puede dializar, decirte que este es un tratamiento que se viene utilizando con más o menos efectividad (ni con mucho la de la dialisis en los pacientes nefrópatas) en el tratamiento de la insuficiencia hepatica aguda fulminante, utilizandose unos cartuchos especiales y es con albúmina, lo utilizan sobre todo los centros que transplantan hígado.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Interesante el tratamiento de la encefalopatia aguda, a ver si se consigue mejorar :)

    Y respceto al comentario de Rocio, pues me ha sorprendido porque yo no me veo asi ya que me queda muchisimo por saber.

    Por cierto, tengo otra pregunta...la he estado buscando pero no encuentro lo que quiero.

    Resulta que hoy viendo un paciente que presentaba una pericarditis constrictiva, se estaban planteando hacerle una paracentesis para sacarle el exudado y la cuestion es que tenian miedo de provocarle un edema agudo de pulmon al meterle la albumina de repuesto.

    Mi duda es..siendo que ventriculo derecho tiene una eyeccion disminuida por la alteracion diastolica, no seria muy raro que tuviera un EAP ?? yo pienso - puede que equivocadamente - que lo logico seria que se exacerbaran los signos congestivos a nivel general y que pudiera caer en un derrame pleural ya que el corazon derecho nunca mandara tanta sangre como para que el corazon izquierdo se vea sobrepasado.

    O en resumido... crear una sobrecarga de volumen por albumina en un paciente con pericarditis constrictiva puede dar lugar a un EAP siendo que el ventriculo derecho no tiene una funcion normal?

    Un saludo y disculpa que me apodere de tus conocimientos :)

    ResponderEliminar
  4. Estimado Marcos:

    En una pericarditis constrictiva los signos predominantes son de fallo cardiaco derecho y las manifestaciones clínicas de insuficiencia ventricular izquierda son poco frecuentes; habría que estudiar el paciente en concreto a el que te refieres, salvo que también estuviera afectado de una alteración de la función sistólica de dicho ventriculo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Es lo que intente explicarles a los cirujanos, porque es lo que pensaba, ya que el paciente solo era cardiopata por su pericarditis constrictiva.

    Si hubiera tenido un fallo sistolico izquierdo entonces si que lo habria entendido.

    Pero bueno, es la compleja mente de los cirujanos jejeje

    Un saludo y gracias por tu contestacion ;)

    ResponderEliminar

Pon tu comentario: